Hasta el año 2008, lo era, actualmente no es obligatorio llevar el recibo del seguro en el coche, con la entrada en vigor del Real Decreto 1507/2008 de 12 de septiembre que regulaba la normativa relacionada con el seguro de responsabilidad civil, esta acción ya no es obligatoria.

Con el avance de la tecnología, los agentes de tráfico y las ITV pueden, mediante un proceso telemático, consultar y comprobar si nuestro vehículo cuenta con un seguro obligatorio en vigor.  No obstante, aunque ya no es obligatorio llevar el recibo del seguro en el coche, sí es altamente recomendable. Si por causas técnicas o fallo en el sistema, el agente o la ITV no puede acceder a la base de datos en la que constaría si nuestro vehículo está asegurado o no, nos pedirá entonces el recibo y tendremos que acreditarlo.

Con la entrada en vigor del Real Decreto 920/2017 por el que se regula la Inspección Técnica de vehículos,  Será condición previa a la realización de cualquier inspección técnica la acreditación del seguro obligatorio del vehículo.

SIN ACREDITAR LA VIGENCIA DEL SEGURO OBLIGATORIO NO SE PODRÁ PASAR INSPECCIÓN.